Lo mejor que vi en 2016

Ahora es el turno de las mejores pelis que vi este año. Ya sé que no soy un experto ni nada cercano, pero me basta ser alguien a quien le gusta ver películas; como decía el abate Sieyès, o Rousseau, no recuerdo, que sobre la política no hacía falta ser político para poder opinar, pues lo mismo sucede con el arte. Sin más, y muy contento de que sean muchas más que las que no me gustaron, mi lista:

1. War & Peace (2016)

war-peace

Y encabeza la lista una miniserie. La mejor miniserie del mejor libro que se ha escrito en la historia histórica de la humanidad humana mundial, universal y galáctica.

Es increíble cómo pudieron adaptar un libro tan complejo, delicado como un reloj, sin que se perdieran muchas partes. Las actuaciones son perfectas, hacen de los personajes tan entrañables al verlos como al leerlos.

Todo está manejado con tan buen gusto, con tanta atención y cariño, con un respeto absoluto por el autor más importante de los últimos 200 años… Sí creo que no es solo recomendable, sino que hay que verla para entender un poco mejor lo que significa ser humano.

2. Coherence (2013)

mv5bmja1ndazmze5mv5bml5banbnxkftztgwmjczmjk0mte-_v1_sy1000_cr006761000_al_

El discreto encanto de la burguesía, que rápidamente es secuestrado por el gato de Schrödinger. De esas películas de ciencia ficción que de hecho aportan algo; en este caso aportan a la divulgación científica: quien vio esta película salió corriendo a investigar algo sobre física cuántica.

La película no solo está bien escrita, sino que buena parte de ella no fue escrita. Los personajes se fueron desarrollando de acuerdo a quien los interpretaba, y la mayor parte de las conversaciones sobre la mesa fueron improvisadas; la naturalidad del resultado habla maravillas del experimento del creador.

3. Rope (1948)

mv5bodljodi2yzytzmi5my00y2zlltg5ztutntfknwq2mgi0ndc1l2ltywdll2ltywdlxkeyxkfqcgdeqxvynjq2nda2odm-_v1_

Hitchcock siempre resuelve. Nos conocemos de memoria sus clásicas, entendemos su estilo… y a veces se nos olvidan pequeñas joyas como Rope. La pongo en la lista porque resalta en que todo está en su santo lugar: la trama, la aparición de los personajes, el momento exacto del nudo, y la escena permanente.

Todo sucede en un solo escenario. Tiene el mismo mérito teatral que otras maravillas más contemporáneas como The Sunset Limited, con la adición de ser noir, y de lograr verdadero suspense sobre las tablas.

4. Tangerine (2015)

mv5bnzg2odyznda1nv5bml5banbnxkftztgwmta3nzq1nte-_v1_sy1000_cr006781000_al_

Si hay algo que me enamora es la originalidad. Esta es una película totalmente original.

Par de prostitutas caminando por la ciudad, todo grabado en un iPhone, con una calidad extraordinaria, un guion divertidísimo, actuaciones tan auténticas que estoy (casi) seguro que son sobre todo reales. Es una experiencia distinta, es la verdadera innovación que a menudo pasa desapercibida. Ojalá se replique.

5. The Lobster (2015)

mv5bndq1nde5nzq1nf5bml5banbnxkftztgwnza5otm2nte-_v1_sy1000_cr007051000_al_

Fácilmente lo más extraño que vi en el año. De ella ya se ha escrito mucho. Es una oscura alegoría de las relaciones y el entorno social en el que se desenvuelven, pero también es más que una difícil perspectiva y crítica sobre el amor, la superficialidad y el matrimonio. Es una verdadera tragedia griega, como su director, sin el melodrama de una historia de amor.

De hecho, sin ningún melodrama. Las actuaciones son planas, y no por ello los personajes son planos; lo que parece unidimensional muestra tener varias motivaciones, y se podría decir que lo que parece apenas actuado tiene una motivación de miedo por detrás.

Y el mérito lo tiene, sin duda, el director, también coautor. ¿Cómo haces que tus actores se coman un cuento tan extraño? ¿Qué arco les dijo que debían tener los personajes?

En definitiva, una película bella, impresionante, con un balance entre lentitud y tensión absoluta que la hacen más que memorable.

6. Waking Life (2001)

mv5bndi1ntgznziyov5bml5banbnxkftztgwmzm2ndezode-_v1_sy1000_sx750_al_

A Richard Linklater lo tengo en un modesto pedestal, ya que con él he encontrado un punto más en mi entendimiento de la trascendencia. Ver uno de sus primeros trabajos fue un gran placer.

Es además agradable disfrutar de un surrealismo menos inaccesible que una pintura de Dalí, y con un alto contenido filosófico que puede ser entendido. Es un viaje onírico por lo que significa existir, con reflexiones profundas y pertinentes, y con un hilo conductor que, a pesar de ser una animación alucinante, lo hace parecer más un documental.

Vale la pena verla, y hablar de ella, y debatirla. Traduce muchos años de existencialismo (no deprimente) hasta poder hacerme sentir -por lo menos a mí- feliz de existir.

7. Colonia (2015)

mv5bmje3njq1mtixnl5bml5banbnxkftztgwoty4otizode-_v1_sy1000_sx683_al_

Es raro ver a Emma Watson actuando bien fuera de su tipo, creo que eso le agrega mucho mérito a la película.

En todo caso, y más allá de las actuaciones, la historia en sí misma es suficiente para atraparte. Si bien estamos hablando de una obra de ficción, no se aleja de lo que se debe esperar de una película sobre el cultismo: una larga línea de bizarrías. Es difícil imaginarse que algo así existió, y que de hecho sigue existiendo en muchos lugares.

La crítica no trató nada bien a esta película, lo cual es una lástima. Yo sí la disfruté mucho, y sin duda la recomendaría.

8. Suffragette (2015)

mv5bmja2ndyxoti1mv5bml5banbnxkftztgwotgymju3nje-_v1_sy1000_sx675_al_

Un gran recordatorio de lo que significa el verdadero feminismo, en un mundo contemporáneo en el que la igualdad de género se ha degenerado tanto –never mind the pun-, que esta película se hace inmediatamente relevante.

Excelentemente actuada, con una historia interesante y cautivadora, bien estructurada y ambientada… no sé si tengo algo malo que decir sobre ella.

Pasó, tristemente, por debajo de la mesa entre gritos antimachistas y desdoblamientos de género, pero es conmovedor ver una impresión tan clara de lo que un activismo real representa.

9. Train to Busan (2016)

mv5bmtkwotq4otg0ov5bml5banbnxkftztgwmzqyotm0ote-_v1_

A mí me encantan las películas de zombies, simplemente me encantan. Soy de los que disfrutó World War Z y Rec muy emocionado. Así que con esta, debo admitir, tengo un sesgo a su favor.

Mas incluso sin ese buen prejuicio, la película es excelente. No recuerdo haber visto cine coreano antes, pero me sorprendió la buena calidad de la producción, e incluso la seriedad de los personajes. Las situaciones son excelentes, el manejo del pequeño espacio del tren para desarrollar una historia tan genial también. Por ser terror no deja de contener una aguda crítica social. Dentro del género es novedosa en el desarrollo de los arquetipos: el héroe, el antihéroe, el villano (siempre humano), el elemento infantil del horror.  Una gran película.

10. My Scientology Movie (2015)

mv5bmjqznjcyode5nl5bml5banbnxkftztgwmdi2mtqymdi-_v1_sy1000_cr006731000_al_

Dentro de mis debilidades de cosas que odio está la cienciología. No podía dejar de colocar yet another documental sobre la secta más basura en existencia.

Este documental en particular tiene el detalle de no enfocarse tanto en los dogmas de la cienciología, sino en lo verdaderamente locos que están sus miembros, y en mostrar la potencialidad criminal de sus prácticas. Todo ello, con el humor de Louis Theroux tratando de hacer un casting con los miembros más prominentes del culto.

11. Hawaii (2013)

mv5bzgq1mmq5nzqtyta1zi00odu5ltk2mtutyty5ytawndhlzdi3xkeyxkfqcgdeqxvynjgxndi2otk-_v1_

Una película gay argentina, sobre un hetero que trata de seducir a un gay, y un gay que trata de seducir a un hetero, (SPOILER) y nunca pasa nada hasta el punto exacto del final, y lo único que pasa es un beso (/SPOILER).

Es tan sencilla, tan irrelevante, tan fresca, que me encantó. La historia (si existe) se desarrolla tan lentamente que es deliciosamente desesperante. Es como estar involucrado de verdad en una situación de me gusta-no me gusta; me permitió un capricho emocional adolescente mientras la veía.

Una mención especial

Triangle (2009) es una obra maravillosa que demuestra la profunda atención a los detalles y lo difícil que es manejar un tema trillado con una forma totalmente original. Una visión breve y suspense del eterno retorno, con el mark-up necesario para darle gusto a las grandes audiencias, que por alguna razón no la aceptaron como debieron.

La película no es perfecta. Las actuaciones pertenecen a cine de terror clase B, la heroína es el paradigma del género, sin duda quedan cabos sueltos (¿qué demonios le pasó a Heather?); pero el mérito está en la forma en que se trató un tema complejo, que exige un esfuerzo importante del espectador. Quizá con un poco más de tiempo, y tal vez mejores actores, el director habría podido aprovechar al máximo un guion que merece atención.

(SPOILERS) El final es claustrofóbico y de alguna manera predecible desde la primera iteración, pero no menos desalentador por ello. El contenido psicológico es lo que le da profundidad: es posible que las iteraciones, los constantes “I’m sorry” de Jess no sean más que exteriorizaciones de su culpa por haber tratado a su hijo de esa manera. (/SPOILERS)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s