Las filosofías orientales

En algún coche setentoso salieron una vez dos monjes de la comuna. No todo era trabajo para ellos. Meditaban, comían y rezaban sus cantos, pero también se deleitaban en los paseos. Sigue leyendo

Anuncios

Extractos de mi diario de viaje a Francia y Alemania, No. 1, 26 de septiembre al 2 de octubre de 2017

París, 26 de septiembre

Escribo desde el tren. Encontrar el correcto me tomó más tiempo que el propio vuelo. Lo tonto es que todos van en la misma dirección. Ya me dio el susto cuando la tarjeta no pasaba por la maquinita, pero sí pasó en la taquilla. Que, a todas estas, ando por la vida con 50 euros que tengo que extender durante todo el viaje, ya que todavía no han pagado la nómina. Así que suerte. Sigue leyendo

Una paloma

Para #historiasdelibros

Tengo esta manía de enfrascarme en libros largos y complicados. El Terra Nostra de Carlos Fuentes lo he tenido entre sienes desde que lo encontré escondido en la biblioteca de mi abuelo. He tenido la audacia de meterme con Los hermanos Karamazov sin sufrir estrés postraumático. Tengo las cicatrices que demuestran que he sobrevivido al Ulises. ¿Qué tan grave podría ser Guerra y paz? Sigue leyendo

Iteraciones del prisionero en el caso Nóos

La esperada sentencia sobre el caso Nóos fue publicada el pasado 17 de febrero, causando todo tipo de reacciones. No es mi lugar opinar sobre las condenas o los sujetos involucrados. En primer lugar, por no haber leído las  más de 700 páginas que la conforman; ni tener la remota intención de hacerlo. En segundo lugar, porque no he seguido la cronología del caso ni conozco los pormenores. Casi todos los nombres de los acusados me son desconocidos. Además, poco sé de Derecho financiero o de corrupción como para entender siquiera cuáles eran los delitos.

Pero hubo un titular que me despertó la curiosidad. El Español publicó un artículo bajo el nombre de Por qué la sentencia Nóos demuestra que no hay nada peor que cooperar con la justicia. Si bien el artículo se enfoca en sintetizar los resultados de la sentencia con respecto a cada implicado, los primeros párrafos apenas rozan algo mucho más interesante. «No hay nada peor que cooperar con la justicia». ¿Nos mintieron las series de televisión?  Sigue leyendo

El mito de la caverna está incompleto

Con Pau X.

«Somos mucho más que la suma de nuestras partes: somos el silencio eterno que las anima».

¿No es sorprendente que una alegoría de hace más de dos mil años continúe vigente? Cuando lo que podemos ver son solo sombras de algo que existe, ¿cómo es que, después de tanto tiempo y de tantos avances, no vemos la luz? Tal vez he planteado mal la pregunta. Sin duda la luz la advertimos. Si no fuera por ella, no veríamos las sombras que tanto nos intrigan. La pregunta es por qué no vemos los objetos que proyectan las sombras. Sigue leyendo

Lo mejor que vi en 2016

Ahora es el turno de las mejores pelis que vi este año. Ya sé que no soy un experto ni nada cercano, pero me basta ser alguien a quien le gusta ver películas; como decía el abate Sieyès, o Rousseau, no recuerdo, que sobre la política no hacía falta ser político para poder opinar, pues lo mismo sucede con el arte. Sin más, y muy contento de que sean muchas más que las que no me gustaron, mi lista: Sigue leyendo

Lo peor que vi en 2016

Como empecé a hacer el año pasado, aquí van a encontrar una pequeña lista con las peores películas que vi este año. Un par no son de 2016, pero, como dice el título, hablo de las películas que vi este año, no que salieron este año.

Todos sufrimos las desgracias del 2016. El cine, supongo, no se quedó atrás. Si hiciese una lista parecida con música, tendría que decir lo mismo. El 2016 sencillamente no fue un buen año para nada. Sigue leyendo

Extractos de mi diario de viaje a Ámsterdam No. 1, 18 al 20 de noviembre de 2016 (II)

20 Nov. 2016

Quién diría, de nuevo, que se come tan bien en Indonesia. El plan para el resto de la noche es pasear por el Red Light District, que es más pequeño de lo que pensaba, mas no por ello menos peculiar. Supongo que la mayoría estaban ocupadas, porque no había muchas en las ventanas. Eso sí: todas espantosas, pero todos los hombres babeándose, y estorbando en el camino. Sigue leyendo